Yo, la desertora

la consciencia de ciertas cosas es muy mala. Es lo peor. Cuando yo tuve ese día de la consciencia de mis límites, que fui consciente que yo no estaba aquí para ningún gran mérito, ni para grandes logros… fue catastrófico. Podría habérmelo tomado como un desafío, un “pues aquí estoy yo y os vais a enterar”, o como una derrota anticipada.

No podía ser de otra manera en verdad, y me quedé con la segunda opción por supuesto.

Por eso arrastro los pies al andar

Por eso miro al suelo

Por eso esquivo tu mirada

Por eso hay días en que es mejor no conocerme.

Advertisements

3 Responses to “Yo, la desertora”

  1. AsHa Says:

    ui que rarito suena eso…
    Me huele que necesitais juergote madrileño no es por nada eh?
    Mil besitos Muldita!

    :*

  2. Veritas Says:

    Pues yo recuerdo el momento en el que fui consciente de lo extraordinaria que eres, aunque tú no te permitas a ti misma verlo.

    Siempre…

  3. muldie Says:

    nos apuntamos a eso del juergote no??

    grazie a las dos, hay días en q lo mantienes a raya, pero otros les da por tener protagonismo y pasa lo que pasa..

    mua!


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s